Page 5 - CompaniontoVentureSpanish
P. 5

Bienvenido al Programa de Formación de la Fe de los Semanarios P aum del Evangelio: Mi fe católicaEl sagrado deber y la alegría de cada generación sucesiva de cristianos creyentes ha sido pasar el depósito de la fe que el propio Cristo con ó a los apóstoles por la prim- era vez. Nosotros recibimos este regalo, el depósito de la fe—no lo concebimos. Es la herencia de toda la Iglesia Es nuestro privilegio y responsabilidad conservar la memo- ria de las enseñanzas de Cristo y las palabras y enseñar a generaciones futuras de creyentes a llevar a cabo a todo lo que Cristo ordenó sus apóstoles.Directorio Nacional para la Catequesis, #26Por más de 35 años, los Semanarios P aum del Evangelio (P aum Gospel Weeklies) han proporcionado programas reli- giosos a escuelas y parroquias con una catequesis basada enlos Evangelios dominicales. Estas revistas, de mucho renombre, ofrecen excelentes re exiones basadas en la catequesis, los ejercicios, las actividades basadas en las palabras de Jesucristoy en su Evangelio como se celebra semanalmente en la misa del domingo. Los Semanarios han formado a varias generaciones de jóvenes y han ayudado a traer fe a sus vidas y a dedicar sus vidas a la fe católica.Las enseñanzas básicas de la fe católica se mencionan frecuen- temente en cada nivel de los Semanarios. Estas enseñanzas básicas se documentan anualmente en Alcance y Secuencia (Scope and Sequence). No obstante, debido a que es un recurso basado en el leccionario, las enseñanzas básicas no ocurren exactamente de la misma manera cada año en los 32 números de cada nivel de los Semanarios.Por consiguiente, P aum Publishing Group se ha comprometido a incluir con la subscripción anual de los Semanarios, un man- ual para el estudiante de los elementos del Catecismo de la Igle- sia católica que se ha estimado ser necesarios y apropiados para cada grupo etario atendido a cada nivel. Lo que la Iglesia cree y enseña es un nuevo componente de los Semanarios P aum del Evangelio. Al principio de cada año—con el primer envío de los Semanarios—los niños recibirán su propio libro de enseñan-zas básicas de la Iglesia. El contenido de este libro está basado en protocolos establecidos para las enseñanzas a aprender y conocer a fondo a cada nivel de catequesis para los niños en edad escolar. Este manual contiene las enseñanzas de la Iglesia presentadas en los 32 números de los Semanarios P aum del Evangelio. Manual complementario ofrece las estrategias para ayudar a los niños a conocer a fondo estas enseñanzas. Además, la guía que acompaña cada número de los Semanarios le guiará al manual y a las enseñanzas que se re ejan en ese número. Además, Lo que la Iglesia cree y enseña, junto con los Semanar- ios, pueden ser de gran ayuda para los padres que quieren tener un papel activo en la formación de la fe de sus hijos.El manual brinda, en una publicación conveniente, todas las enseñanzas que deben conocerse a fondo. Las ediciones sem- anales ofrecen relatos, ejercicios, actividades, meditaciones, oraciones y desafíos que muestran cómo un católico  el puede practicar estas enseñanzas, celebrarlas en la liturgia, y compar- tirlas en el hogar, en la escuela y con los amigos.Aprender de memoriaMucho de lo que usted encuentra en Lo que la Iglesia cree y enseña puede aprenderse de memoria. Desde épocas muy tempranas, la catequesis ha usado las fórmulas del Credo, los sacramentos, los Mandamientos, y las oraciones (sobre todola Oración del Señor o Padre Nuestro) para transmitir la fe. El manual le brinda la oportunidad de ayudar a sus estudiantes a aprender de memoria las expresiones principales de la fe, las oraciones básicas, los temas bíblicos importantes, los perso- najes, y el lenguaje. Ese aprendizaje no es sólo repetición. La memorización es una forma e caz de catequesis que nutre el corazón humano y ayuda a formar el espíritu humano en Cristo.ConclusiónTenemos la esperanza que esta nueva y estimulante contribu- ción a la experiencia maravillosa de los Semanarios P aum del Evangelio le ayudará en su ministerio. Es nuestro deseo que Lo que la Iglesia cree y enseña le dará la convicción que usted está realmente cultivando en sus estudiantes el buen suelo en el que la semilla de la fe católica puede hacer raíz y hacer crecer una vida de buenos frutos.Consejos para enseñar a los preadolescentesLos preadolescentes se parecen un poco a los estudiantes de segundo año de secundaria, todavía no saben a que grupo per- tenecen (no son ni una cosa ni la otra). Ya no son los niños más pequeños en la escuela y aun no son los niños de más edad en la escuela. Sin embargo, en sus mentes, muchos de ellos están haciendo grandes planes para sus años adolescentes. Por ejem- plo, cuando un niño llega a la edad de 10 años, ya sabe qué tipo de automóvil quiere cuando tenga su licencia de conducir.Pero, los cuerpos de los preadolescentes están rezagados conlas fantasías de sus mentes. Es común para los jóvenes de esta edad experimentar dolores de crecimiento físicos reales. Si están obligados a sentarse demasiado tiempo en una posición, pueden sentir dolores musculares y calambres. Por eso es importante hacer cambios de posición en sus rutinas en la clase. Por favor, haga que los estudiantes se pongan de pie, cuando canten u oren juntos. Usted también puede hacer que la activi- dad física forme parte de algunos juegos de preguntas y respues- tas. Pueden compartirse los resultados de las ideas que se piensen en grupo en una carrera de postas. Dos equipos pueden alinearse con la persona al frente de cada línea corriendo hacia la pizarra o al papel periódico para escribir una idea sobre un tema dado. El estudiante vuelve a su equipo y pasa la tiza o el marcador a la próxima persona quien corre a escribir otra otra3


































































































   3   4   5   6   7