Page 34 - SEEDSSPANISHguide_V23_U1_FINAL
P. 34

La lección de esta semanaCompartan experienciasObjetivo Se animará a los niños a estar atentos a todo lo que sucede a su alrededor.Toque la canción “Gather Together” (CD-2, #1) cuando se reúnan para empezar su clase con una oración.Oración para convocar Invite a los niños a repetir cada línea de esta oración después de usted: “Gracias, Dios, por todo lo que soy. / Yo soy una persona. / Formo parte de una familia. / Yo soy un amigo. / Soy un seguidor de Jesús. / Gracias, Dios, por todo lo que soy. / Amén”.Relato l Anaya’s Bad Day (El mal día de Anaya) (página 2) Pida a los niños sentarse formando un círculo para escuchar el relato. Lea o relate lo siguiente:Sin ninguna razón en particular, Anaya no quiso ponerse sus zapatos. —Anaya —dijo la mamá—. Es un día bonito. El sol está brillando. La ardilla está corriendo arriba y abajo del árbol. Ponte los zapatos para salir ajugar.Anaya contestó:—No quiero ponerme mis zapatos.Cuando la mamá le preguntó la razón, Anaya respondió:—No tengo ganas. La mamá dijo—Yo te ayudaré con tus zapatos.Pero Anaya contestó:—No quiero que me ayudes.Finalmente, la mamá dejó sola a Anaya en su cuarto.Anaya se sentó en el piso junto a sus zapatos. Un pájaro estaba cantandouna canción a sus pichones en el árbol que se veía desde la ventana de Anaya. Pero Anaya no podía ver el nido a menos que salieraafuera. Anaya contó los dedos de su pie izquierdo:—Uno, dos, tres, cuatro, cinco.Justo cuando Anaya estaba empezando a contar nuevamente los dedos desu pie izquierdo, ella oyó música. ¡Era el camión de venta de helados! Toby, el perro del vecino iba corriendo en dirección al camión.—Si me pusiera mis zapatos podría comprar un cono de helado — dijo Anaya.Pero cuando estaba tratando de decidir entre un helado de chocolate o uno de fresa, el camión se alejó. Anaya estaba todavía en su cuarto con los zapatos a su lado.Anaya estaba muy aburrida. Ella colocó las manos dentro de sus zapatos y golpeó las suelas. ¡Clap! ¡Clap ¡Clap! Su mamá oyó el ruido y vino a la puerta.—Anaya, ¿estás lista para para ponerte tus zapatos? — preguntó su mamá.—No —dijo Anaya—. No quiero ponérmelos.La mamá de Anaya le trajo un bocadillo y leche para el almuerzo. Anayaleyó sus libros y tocó su CD de canciones para desfilar. Después, ella oyó a niños hablando y riéndose. Anaya se asomó a la ventana. Era Abdul y Lirio con el perritoToby. Anaya se dio cuenta que ellos iban al parque porque llevaban una pelota.—Si me pusiera los zapatos, yo podría ir a jugar con mis amigos — pensó Anaya.Ella se puso el zapato izquierdo en su pie izquierdo. Luego se puso el zapato derecho en su pie derecho. En ese momento, la mamá de Anaya entró al cuarto.—Anaya —dijo la mamá—, ya que tienes los zapatos puestos, ¿te gustaría ir de picnic al parque?Anaya di un salto a y abrazó a su mamá.—Sí! —exclamó Anaya—. Me perdí ver jugar a la ardilla y los pichoncitos en el árbol y el camión de helados. Además, no pude jugar con Abdul y Lirio y Toby. ¡No quiero perderme el picnic!Anaya se peinó su cabello y dijo:—Ya estoy lista.Todos fueron al parque y disfrutaron mucho.Relajarse cantando Párense para cantar la canción “God Gave Me Hands” (CD-1, #13). Anime a todos a acompañar la canción aplaudiendo, golpeando con los pies y abrazos.Descubran el Evangelio y la DoctrinaObjetivo Los niños reconocerán que Jesús desea que permanezcan alertas.Congréguense en el espacio para leer el Evangelio y canten “Two Little Ears” (CD-1, #4). Pida a los niños que se sienten formando un círculo para la lectura del Evangelio.Evangelio dominical l Jesus says, “Don’t miss out.” (Jesús dice: No se pierdan nada.) (página 1) Pregunte: ¿Alguna vez fueron invitados a una boda? ¿Quién se estaba casando? ¿Les entusiasmó la idea de ir a la boda? ¿Se divirtieron? ¿Se cansaron? ¿Duró mucho tiempo la ceremonia de la boda y la fiesta?Después de esta charla breve, diga a los niños que Jesús, también, fue a la boda de sus amigos y parientes. Un día, él contó este relato sobre una boda:Diez muchachas iban a ir a una boda. El novio y la novia se habían demorado en llegar. Las muchachas se cansaron de esperar y se durmieron. Cuando finalmente, llegó el novio, sus amigos despertaron a las muchachas.—Apresúrense —dijeron ellos—, va a comenzar la boda.Cinco de las muchachas saltaron de la cama. Las otras cinco volvieron a dormir.Luego, Jesús dijo:—¿Saben qué pasó? Cuando esas cinco muchachas se despertaron nuevamente, la boda había terminado y ellas se la perdieron.Un muchacho dijo:—Tendrían que haberse ido a dormir más temprano la noche anterior para no estar tan cansadas.TG1-34Jesus says, “Don’t miss out.”PFLAUM GOSPEL WEEKLIES Faith Formation ProgramNovember 12, 201732nd Sunday in Ordinary Time


































































































   32   33   34   35   36