Page 17 - GoodNewsSPANISHguide_V23_U1_FINAL
P. 17

Tema de la Lección: Jesús nos enseña hospitalidad.Contexto espiritual y cultural para enriquecer la lección28o Domingo del Tiempo Ordinario Mateo 22,1-14Para la reflexión personalUn banquete con pocos invitados. ‘Digan a los invitados que yo tengo preparada la comida’. Mateo 22,4El Evangelio proclama otra de las parábolas de Jesús, el relatodel banquete de bodas. Un rey mandó a sus sirvientes a invitar alas personas a la boda de su hijo. Él realmente quería compartir su alegría. El rey se sorprendió y se ofendió mucho cuando muchos de los invitados se negaron a aceptar su invitación. Después de que más invitaciones encontraran el mismo destino desastroso, el rey mandó a sus sirvientes a las calles a buscar suficientes invitados para llenar el salón. Incluso entonces, alguien se presentó sin un traje apropiado para la boda.Cada domingo somos invitadosal gran banquete entre Jesús y la humanidad, pero aún así es posible que muchas veces rechacemos la invitación por motivos insignificantes que no están a la altura de quien nos invita.Es una gran pérdida para nosotros que no asistimos. Inculquemos en nuestros alumnos el privilegio de la invitación al banquete.Relación entre el EVANGELIO y la DOCTRINALa Iglesia es el Pueblo de DiosDios, al igual que el rey, nos seguirá invitando una y otra vez porque quiere que seamos parte de la Iglesia. Dios nos dio los Diez Mandamientos para que sepamos y hagamos lo que está bien. Cuando decidimo hacer lo que está mal y nos arrepentimos, le pedimos a Dios que nos perdone.¡Obtenga las lecturas del domingo, las oraciones y más bajando la aplicación gratuita Vivir en Cristo en su teléfono o dispositivo móvil.Palabra de la fe católicaPenitencia Un acto que demuestra dolor y arrepentimiento por el pecado; también otro nombre para el Sacramento de la Reconciliación.Santa Margarita María de Alacoque (1647–1690)Margarita nació en el pequeño pueblo de Lautecour en Francia, la más pequeña de cinco hijos de una familia bien y devota. Ella cuenta en su autobiografía que desde pequeña se dio a Jesus como el único dueño de su corazón. Dice que siendo niña, un día en al elevar la Hostia en la misa le hizo a Dios la promesa de mantenerse siempre pura y casta.Aprendió a rezar el rosario y lo recitaba con especial fervor cada día y la Virgen Santísima le restauró la mobilidad después de que una enfermedad la dejara paralizada.Su gran amor a Jesús la llevó a entrar a la Orden de la Visitaciónen 1671. Pronto comenzó a recibir apariciones del Sagrado Corazónde Jesús quién le pidió que propagara su devoción para que todos supieran el gran amor que Él tenía por toda la humanidad y para reparar los agravios y la indiferencia que recibía. Esa devoción consistía en imitar a Jesús en su bondad y humildad y en con ar totalmente en Él. Hoy la devoción existe en toda la Iglesia y estas eran las palabras de Jesús que más repetía: “Si quieres agradarme confía en Mí. Si quieres agradarme más, confía más. Si quieres agradarme inmensamente, confía inmensamente en Mí”.Santa de la semanaUnidad 1: Somos la Iglesia l TG1-17


































































































   15   16   17   18   19