Page 28 - GoodNewsProgramPreview2017
P. 28

Alabar y celebrarLos sacramentosCon la gracia de estos sacramentos nos parecemos más a Jesús. Comenzamos a pensar como Jesús. Actuamos como Jesús. Amamos como Él ama. Somos más como Cristo.BautismoEl Bautismo es el comienzo de la vida cristiana. Es como volver a nacer en la vida nueva de Cristo. La acción del Bautismo es ser sumergido en agua o que te viertan agua sobre la cabeza. Las palabras del Bautismo son: “______, yo te bautizo en el nombre del Padre, y del Hijo, ydel Espíritu Santo”. El Bautismo y la Confirmación te marcan como perteneciente a Cristo y te hacen miembro de la Iglesia católica. La señal o marca invisible que se recibe en el Bautismo y la Confirmación se llama “carácter”. Como el carácter es permanente, el Bautismo yla Confirmación solo se reciben una vez.Con rmaciónLa Confirmación refuerza y completa las gracias recibidas en el Bautismo. El Espíritu Santo fortalece el vínculo de una persona bautizada con Cristo y con la Iglesia. La gracia de la Confirmación te ayuda a hacer la obra de Cristo en el mundo.Los sacramentos son acciones de Cristo y de la Iglesia. Son maneras en las que Dios nos da su vida, llamada gracia. La Iglesia Católica celebra Siete Sacramentos. Estos son Bautismo, Confirmación, Eucaristía, Penitencia, Unción de los enfermos, Orden Sagrado y Matrimonio.Las palabras y acciones de los sacramentos son signos. Ellos nos muestran lo que Jesús está haciendo por nosotros. Jesús realmente vienea nosotros en la Eucaristía. Jesús realmente perdona nuestros pecados en el Sacramento de la Reconciliación. El poder de los sacramentos proviene de la Pasión, Muerte, Resurrección y Ascensión de Jesús.Sacramentos de la IniciaciónEl Bautismo, la Confirmación y la Eucaristía son los Sacramentos de la Iniciación Cristiana. Ellos nos acercan a una amistad especialcon Jesús. Recuerda que esta amistad especial se llama Gracia Santificante. El Bautismo es el comienzo de esta nueva vida. La Confirmación celebra el don del Espíritu Santo y fortalece nuestra nueva vida. La Eucaristía lo alimenta para que pueda crecer de manera más profunda y abundante.21


































































































   26   27   28   29   30